Historias de emprendedores: Jim VanNatta, Hockinson Market

Historias de emprendedores: Jim VanNatta, Hockinson Market

Jim VanNatta, propietario y operador de Hockinson Market, comparte cómo sobrevivió a la recesión de 2008 y transformó su negocio en una pujante tienda de pizza y bar.

Conozca a Jim VanNatta, propietario y operador de Hockinson Market y cliente de pequeñas empresas de Amazon Business. Hace 26 años, Jim VanNatta compró Hockinson Market, una tienda campestre cerca de su ciudad natal en el condado de Clark, Washington, que vendía comestibles, gasolina y alquilaba videos. Después de años de desarrollo en auge en el área, el ajetreado negocio de Jim se detuvo en 2008 debido a la recesión económica. Aprenda cómo cambió su negocio con la ayuda de su hijo y gerente general de mercado de Hockinson, Justin VanNatta.

Preguntas y respuestas con Jim VanNatta, propietario y operador de Hockinson Market

 

¿Desea obtener más información sobre el viaje empresarial de Jim? Lea las preguntas y respuestas a continuación para saber cómo Jim ingresó en el negocio de las tiendas de comestibles, por qué eligió alejarse de los comestibles y cómo hizo la transición de su negocio a una tienda de pizzas y una sala de barriles de cerveza.

 

Jim VanNatta, propietario y operador de Hockinson Market

 

“Les digo en broma a las personas que soy tanto presidente como conserje de la compañía”.

— Jim VanNatta, propietario y operador de Hockinson Market

P: Como propietario de una pequeña empresa, ¿qué funciones desempeña en ella?

R: Digo en broma a las personas que soy tanto presidente como conserje de la compañía, y eso es prácticamente cierto, e incluso hago todo lo demás. Repongo la mercadería en los estantes, vierto cerveza y preparo pizza. Hago todo eso. Sin embargo, no podría hacerlo sin mis empleados, que hacen la gran mayoría de esas cosas, pero hago un poco de todo. De algún modo es necesario.

 

P: ¿Cómo se incorporó al negocio de los comestibles?

R: Salí de la universidad durante la recesión en la década de 1980. Acepté el único trabajo que pude conseguir y lo hice durante seis años y medio mientras buscaba un nuevo trabajo todo ese tiempo. Pero mi esposa y yo seguimos teniendo bebés, así que no podía dejar mi trabajo porque necesitábamos el seguro. De casualidad, después de seis años y medio, el propietario de una empresa dijo: “Oye, tengo esta pequeña tienda. Te la daré sin reglas sobre valores, solo compra el inventario y es tuya”.

 

Había estado pensando en comprar un negocio, y cuando este hombre me ofreció este negocio, llevé a mi esposa embarazada a verlo. El negocio estaba a 90 millas de distancia de donde vivíamos. Estaba en una pequeña ciudad, una ciudad de molinos, y arrastré a toda mi familia hasta allí. Vivimos allí durante cinco años en la casa original del propietario del molino.

 

La búsqueda del supermercado número dos

Miré 28 tiendas en todo Oregon y Washington, y tuve suerte de encontrar [Hockinson Market]. Mi esposa y yo somos del condado de Clark, lo que nos llevó de regreso a casa. También somos propietarios de la propiedad, que era lo que queríamos, para poder controlar nuestro propio destino. Nunca miramos hacia atrás, fue solo una gran decisión.

 

 

Un centro comunitario durante casi un siglo

Este edificio fue una cooperativa de productos lácteos y se construyó en 1928.  Era un centro comercial integral con gasolina, comestibles, una ferretería, una tienda de alimentos y un refrigerador gigante en el sótano en el que conservar la leche. El edificio sigue siendo el centro de la comunidad por su existencia. Me gusta pensar que he continuado esa tradición.

Edificio original de Hockinson Market

P: ¿Qué es Hockinson Market ahora?

R: Mi negocio es difícil de explicar. Una vez fuimos una tienda campestre, pero desde entonces, hemos cambiado hasta convertirnos en una sala de barriles de cerveza y pizza. Considero que lo que queda del supermercado es solo para exhibición, lo que hace que sea atractivo para los clientes venir y tener la sensación de ciudad natal que buscan.

 

 

P:¿Qué sucedió que lo hizo cambiar el negocio?

R:  La recesión entre 2008 y 2012. Si miran mi Seguro Social, tengo cuatro años de cero ingresos. Fue difícil. Mi contador me llamó una vez.  Él dice: “Jim, sabes que no estás ganando dinero, ¿verdad?”; y dije: “Sí, estoy aquí todos los días. Lo sé”.  Él dice: “Bueno, puedes venderlo”.  Digo: “No, no, voy a resistir”.

 

Antes de la recesión de 2008, preparábamos sándwiches y teníamos una estación de tacos. Esta área estaba creciendo muy rápidamente, había muchos clientes que eran trabajadores de la construcción en el área, y nos fue bastante bien.  También teníamos alquiler de video, que era una gran parte de nuestro negocio en ese entonces. Sin embargo, simultáneamente con la recesión, surgió la llegada del alquiler de video en línea y el DVD, que acabó por terminar con el alquiler de video. Cuando comenzó la recesión, todos los trabajadores [de la construcción] se fueron. La industria de la vivienda colapsó. Y luego pasamos de hacer muchos alimentos a casi ninguno, hasta el punto en que no podía permitirme tener un empleado parado todo el día por la cantidad de alimentos que estábamos preparando, así que lo cerré todo.

 

 

Tienda de pizzas y bar Hockinson Market

“Pasamos de hacer mucha comida a casi ninguna, hasta el punto en que no podía permitirme tener un empleado parado todo el día por la cantidad de comida que estábamos haciendo”. 

— Jim VanNatta, propietario y operador de Hockinson Market

 

 

Desde comestibles hasta pizza

Después de unos seis meses, me dije: “Bien, tengo esta mesa sentada aquí. Tengo este mostrador que construí específicamente para la comida. Tengo que hacer algo”. Ahí fue cuando se me ocurrió la idea de hacer pizzas para llevar y hornear, una pizza que alguien podría recoger, llevarse a casa y hornear en su horno. Eso fue bastante bien y prácticamente no había desperdicios. A medida que progresaba, pensaba: “De vez en cuando, tenía una pizza que no vendía de manera oportuna”. Decidí comprar un pequeño horno, así que antes de que una de estas pizzas no vendidas se desperdiciaria, la horneaba y vendía. Una cosa llevó a otra cuando me di cuenta estaba remodelando toda la cocina y poniendo un horno mucho más grande.

 

El crecimiento atrae a las cadenas nacionales

Las cosas progresaban y vendíamos cada vez más pizza y cada vez menos comestibles. El crecimiento en el área también atrajo a las cadenas nacionales a unas pocas millas de distancia, y eso llevó a que todo un grupo de personas que solían venir aquí por su comida, suministros de limpieza, comida para perros y ese tipo de cosas. Fue solo una transición natural.

 

 

P: ¿Cómo se le ocurrió la idea de tomar y hornear?

A: Solo tenía dificultades para encontrar algo para atraer a la gente, y todos los viernes fuimos al lugar de la pizza para comprar nuestra propia pizza para llevar y hornear. Para ser justos, no es como si hubiese despegado. No estaba ganando mucho, por eso la necesidad de que el horno horneara lo que no se vendía.  Con el tiempo, eso contribuyó al final de mi último año de cero ingresos.

 

Cerveza = ventas

Fui a visitar a mi hijo mientras iba a la escuela en Bellingham, Washington, en Western Washington University, y él dice: “Papá, vamos a buscar un poco de cerveza”. Creo que me lleva a una taberna o algo así, y caminamos por la calle hasta una gasolinera. Pregunto: “¿No íbamos a conseguir un garrafón de cerveza?”  A lo que respondió: “Es lo que haremos”.  Entramos a esta estación de servicio, una estación de servicio antigua regular, y tiene una sala con cerveza en barril.  Solo tenía un juego de barriles que podías usar para servir cerveza. Por supuesto, esta es una ciudad universitaria, así que tenía sentido.  Pero pensé: “Si una gasolinera puede tener barriles de cerveza, entonces podría tener una sala con barriles de cerveza”.

 

Hockinson Market

“Tomé mi oficina (por eso estoy en el armario de limpieza ahora) y la convertí en la sala de barriles de cerveza. Siempre les digo a las personas que esto hizo que mis ventas de pizza aumentaran alrededor del 35 %”.

— Jim VanNatta, propietario y operador de Hockinson Market

Tomé mi oficina (por eso estoy en el armario de limpieza ahora) y la convertí en la sala de barriles de cerveza. Siempre le digo a la gente que eso hizo que mis ventas de pizza aumentaran alrededor del 35 %.  Al cabo de unas semanas, me dije: “Voy a necesitar un espacio más grande, porque realmente era solo una sala de barriles de cerveza. Podría haber entre 12 y 15 personas en la sala. ¡Eso es todo! Ahora, podría sentarse en el resto de la tienda con su cerveza, pero todos querían entrar a la sala de barriles de cerveza, porque era como un bar clandestino. Estaba en la parte trasera de la tienda y tenía que ir a buscarlo”.  Así que construí lo que llamamos el anexo, que es parte de mi antiguo espacio de almacenamiento, que ocupó aproximadamente un tercio del edificio. También agregué una plataforma de 10 pies por 80 pies en la parte posterior de la tienda. Y nuestras ventas aumentaron otro 35 %.

 

Más renovación

Todavía tenía el viejo piso de linóleo y estantes lineales en la tienda, así que todavía parecía una tienda de comestibles y no me gustaba eso. Tampoco me gustaba la iluminación, que era la iluminación de tiras fluorescentes, de modo que redirigí toda la iluminación, quité el piso y los estantes lineales, y los reemplacé. Hacer eso abrió más espacio para sentarse en el frente. Las ventas aumentaron casi un 35 % nuevamente.

 

Algo sobre hacer eso cambió la imagen del negocio a un lugar para que las personas visitaran y se sentaran.  Ahora a la gente no le importa ir y sentarse al frente. Se sientan en el frente todo el tiempo. Toda la tienda es atractiva. Para mí, todo lo relacionado con la trastienda siempre era algo extraño. Yo pensaba: “¿Por qué la gente no va y se sienta allí?”

 

 

 

Tienda de pizzas y bar Hockinson Market

P: ¿Cómo administró y financió su presupuesto de renovación?

R:  Tengo que admitir que estaba improvisando todo el tiempo. No obtuve un préstamo. Tenía un contratista muy flexible con el que trabajaba, que podía hacer cosas en un período relativamente corto. Mis ventas subían muy rápidamente, y me encontré extrañamente con el dinero necesario para hacer estas [renovaciones]. Me sorprendió haber podido hacerlo usando mi flujo de caja, pero eso fue exactamente lo que hice.

 

Flujo de caja y múltiples flujos de ingresos

Tuve suerte. Le dije antes que hice toda esa renovación con el flujo de caja. La economía cambió, había mucha construcción aquí que acababa de aumentar de nuevo, y muchas personas estaban entrando. Definitivamente no quiere entrar sin fondos suficientes. He hablado con tantos propietarios de empresas que tuvieron fondos insuficientes y problemas. Tuvimos la suerte de no estar en esta situación, mi esposa tenía un buen trabajo, así que pudimos superar las dificultades, y tenía ingresos por alquiler provenientes de otros negocios en la propiedad. Después de la recesión, también construí una serie de oficinas y ahora eso es una parte sustancial de mis ingresos.

 

P: ¿Recibió ayuda de familiares o amigos?

R:  ¡Sí! Definitivamente es un negocio familiar. Mi esposa, Teresa, que es maestra de tercer grado, fue mi decoradora de interiores y exteriores y se le ocurrieron esquemas de colores e ideas de decoración, incluida la donación de nuestro gabinete de sala de estar para la sala de barriles de cerveza. Mi hija también ha trabajado para nosotros, y su esposo es un productor de cerveza que también ha trabajado para nosotros antes. Mi hijo, Justin, se había graduado y había tenido un trabajo durante tres años en Bellingham, pero su trabajo terminó inesperadamente mientras su esposa estaba embarazada de seis meses. Acababan de cerrar su negocio, así que fue liberado y no tenía nada que hacer. En ese momento, acabo de comenzar a remodelar el anexo del que hablé antes, así que le dije a mi hijo: “Justin, estoy sobrepasado. Si vienes aquí, te convertiré en mi subgerente”. Podía ver que no iba a poder hacer todo esto yo solo. Ahora somos coadministradores y estoy llegando al final de mi carrera. Justin se hará cargo. También es al menos parcialmente responsable de nuestro éxito. Soy de la vieja generación y él es de la nueva generación

 

P: ¿Cuáles son sus objetivos comerciales ahora?

R:  Estoy llegando al final de la carretera, si sabes lo que quiero decir.  Y solo quiero darle un negocio estable a mi hijo, quien ha indicado que le gustaría continuar con el negocio. Mi objetivo en los próximos años es asegurarme de que sigamos haciendo lo correcto para que tenga éxito en el futuro.

Justin VanNatta, coadministrador de Hockinson Market

“Solo quiero darle un negocio estable a mi hijo, quien ha indicado que le gustaría continuar con el negocio”.

— Jim VanNatta, propietario y operador de Hockinson Market

 

 

 

P: ¿Algún consejo para el aspirante a propietario de una pequeña empresa o dificultades que deba evitar?

R: Asegúrese de conocer todo sobre lo que su jurisdicción local requiere que haga antes de comenzar a sumergirse en el agua y descubrir que tiene que dar un giro a la izquierda para que eso suceda.

 

Aparte de eso, creo que si está haciendo algo con pasión, siempre es lo mejor para los negocios. Elegí algo que me apasionaba. Para ser sincero, no me apasionaba el supermercado. Era un fin para un medio. Y mi esposa le diría lo mismo. Me sentí mucho más feliz después de cambiar.

 

 

“Para ser sincero, no me apasionaba el supermercado. Era un fin para un medio. Y mi esposa le diría lo mismo. Me volví mucho más feliz después de cambiar”.

— Jim VanNatta, propietario y operador de Hockinson Market

Solo estaba trabajando antes. Estaba saliendo de la recesión, así que probablemente estaba un poco deprimido. Creo que es muy importante hacer algo con lo que te sientas muy bien.

 

Nos gustaría agradecer a Jim VanNatta por reunirse con nosotros y compartir sus historias como emprendedor en el noroeste del Pacífico y a Justin por participar en la filmación.  Lea cómo Jim utiliza Amazon Business para ayudar a su negocio

 

Exención de responsabilidad: Amazon Business no avala ni aprueba ningún producto u opinión que compartan los contribuyentes del contenido. El contenido es solo para fines informativos y Amazon Business no garantiza que el material contenido en el presente siga siendo preciso ni que esté completamente libre de errores cuando se publique o que sea adecuado para lidiar con una situación en particular.



Comience con Amazon Business